Cómo seleccionar el vestido de novia perfecto


¿Estás próxima a casarte y estás buscando el vestido de novia perfecto? entonces es momento que leas nuestro artículo sobre como elegir un vestido para tu matrimonio soñado.

Cómo elegir el vestido de novia ideal

Una de las decisiones fundamentales para toda novia, es seleccionar su vestido ideal. Lo ideal es buscar un modelo que sea sencillo pero elegante.

Si centras tu atención solo en este aspecto de la boda, gastarás mucho tiempo y energía en vano. Sin duda, mirar un catálogo lleno de fotos hermosas es lo ideal pero también debes tener en cuenta como te ves con el vestido puesto.

No dejes que la presión del momento jueguen en tu contra y nublen tu juicio. Recuerda que el vestido es solo eso, un atuendo y no debe ser más importante que la ocasión.

¿Qué tomar en cuenta al momento de elegir un vestido de novia ideal?

Sin duda, uno de los aspectos que debes tomar en cuenta al momento de comprar un vestido, es que sea cómodo. 

Podrías querer lucir como una princesa de cuentos de hadas, pero si ese vestido apenas te permite caminar y te produce una incomodidad extrema o corta tu circulación, no vale la pena.

El vestido debe ser elegido con la talla correcta y si es posible, mandarlo a hacer. El proceso de selección suele durar muchos meses antes de la boda. 

Por ello, revisa los catálogos con vestidos de novia y visita las tiendas de bodas con anticipación, a fin tengas una idea de todas las ofertas disponibles. 

¿Cuánto debo gastar en un vestido de novia? 

Todo va a depender de tu presupuesto. Si tienes para pagar un presupuesto algo, puedes contratar un diseñador exclusivo. 

En caso tu presupuesto sea corto o ajustado, puedes buscar modelos de vestidos en tiendas de segunda mano, por ofertas y en Ebay.

Muchas mujeres venden sus vestidos para recuperar su inversión, una vez que culmina la ceremonia.

También las mismas tiendas de novia, suelen vender con grandes descuentos los vestidos, por cambio de temporadas.

Si vas a comprar tu vestido online, asegúrate que sea la talla correcta y pídelo con meses de anticipación. Lo ideal es pedir una talla un poco mayor porque ante cualquier problema puedes mandarlo a ajustar con una costurera, pero si es un vestido demasiado pequeño, será difícil hacer cualquier arreglo.

Del mismo modo, fíjate bien en las reseñas que hacen a los vendedores, para evitar sorpresas. Puedes ver un hermoso vestido en el catálogo virtual, pero al momento de recibir el producto, no sea lo que esperabas.

El vendedor debe contar con buenas reseñas y con políticas de reembolso en caso el producto llegue en mal estado.

En caso optes por un vestido de segunda mano, averigua la calidad del mismo. En la foto puede lucir hermoso, pero al momento de comprarlo, puede tener manchas o estar deteriorado. Evita pagar dinero sin antes ver el producto.

Si realmente quieres hacer  un diseño clásico en específico, pero encuentras que ese vestido es demasiado demasiado caro, entonces siempre puede optar por un vestido de novia de reproducción. Es decir, muchas empresas se especializan en hacer réplicas de vestidos ambientados en ciertas épocas.

También puedes mandarlo a hacer. Hay diseñadoras que hacen verdaderas maravillas si le das el modelo o le explicas exactamente que quieres. Puede salirte mucho más económico y usarás algo que realmente te gusta.

Hay otras tiendas que hacen adaptaciones de vestidos de novias de diseñadores de renombre, pero a precios mucho más económicos. Si tu presupuesto está ajustado, piensa que tanto vale la pena gastar dinero en un vestido que solo usarás una vez. Puedes lucir realmente linda, gastando prudentemente y destinando ese dinero para los gastos de tu hogar.

Pero en caso tengas presupuesto suficiente para comprar el vestido de tus sueños, tampoco exageres. El vestido debe ser bonito, pero también sobrio y clásico, porque será elegante y lucirá muy bien en las fotos del recuerdo ¡no lo olvides! 

Publicar un comentario

0 Comentarios